fbpx
 

España ya tiene una ley para combatir el Cambio Climático

ley contra el cambio climático

España ya tiene una ley para combatir el Cambio Climático

Energías renovables, la opción para combatir el Cambio Climático

España ya tiene su primera ley para luchar contra el Cambio Climático y sus efectos

España ya tiene una ley de cambio climático y transición energética para luchar contra el calentamiento de la Tierra y sus consecuencias. “Es una ley que el país necesita y que se había postergado demasiado tiempo. Hay amenazas y riesgos que no distinguen colores políticos, pero que sí se ceban en los más vulnerables: nuestra generación tiene la gran obligación de afrontar el cambio climático. No queremos dejar un modelo de crecimiento insostenible abocado al colapso”, ha afirmado la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Una ley que hace la función de hoja de ruta, marcando como objetivo principal la “descarbonización” de la economía española. Es decir, que la actividad humana en 2050 emita solo los gases de efecto invernadero que puedan absorberse. Para lograr esto, marca unos hitos en cuanto a reducción de emisiones de CO2, incorporación de fuentes de energía renovables, utilización de electricidad con origen limpio o eficiencia energética en hogares para reducir su demanda.

Objetivos

La norma marca como objetivo principal que las emisiones de CO2 en 2050 no superen la capacidad de absorberlo, busca hacer de España un país “climáticamente neutro”: supone rebajar la liberación de gases, producir toda la electricidad de manera limpia y demandar menos energía.

Estas son la cifras que maneja el texto para alcanzar en 2030:

  • Recortar en un 23% las emisiones de gases respecto de lo que se emitía en 1990. El 74% de la energía generada en España tendrá que venir de origen limpio.
  • El 42% de toda la energía consumida deberá ser de fuente renovable.
  • En cuanto a la eficiencia, se marca un mínimo del 39%.

La ley contempla ciertas herramientas para alcanzar esos objetivos como: la prohibición de buscar hidrocarburos en España, la elaboración de un plan de eficiencia para los hogares, el fin de la venta de automóviles de gasolina o gasoil para 2040 o la obligación de trazar zonas de bajas emisiones en las ciudades para transformar el patrón de movilidad urbana. Asimismo, estos objetivos deberán ser revisados en 2023 y  solo podrá hacerse al alza, de manera que la ambición climática podría ir en aumento.

Se dedicará un presupuesto inicial de 450 millones de euros, para impulsar instalaciones de autoconsumo en todas las actividades económicas, en el sector residencial, en las administraciones públicas y en el tercer sector.

 

 



0